Criterios para el Diagnóstico de Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH)

De acuerdo con el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, quinta edición (DSM- 5), el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) se caracteriza por síntomas de impulsividad, falta de atención e hiperactividad que surgen en la infancia.

Criterios para el Diagnóstico de Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH ).

El TDAH consiste en un patrón de comportamiento que está presente en múltiples escenarios y da lugar a dificultades en el desempeño social y académico o laboral. El diagnóstico requiere evidencia de falta de atención, hiperactividad e impulsividad, o ambos.

Falta de atención
Seis o más de los siguientes síntomas (cinco o más en adolescentes y adultos de 17 años de edad o más) han persistido por lo menos durante 6 meses con una intensidad que es incompatible con el nivel de desarrollo de la persona y que afecta directamente a las actividades sociales y académicas o laborales*:

  • A menudo no presta atención a los detalles y comete errores por descuido en las tareas escolares, en el trabajo o en otras actividades (por ejemplo, pasa por alto o no ve los detalles, el trabajo es inexacto).
  • A menudo tiene dificultades para mantener la atención en las tareas o juegos (por ejemplo, hay dificultad para permanecer concentrado durante las clases o conversaciones o en lectura de textos largos).
  • A menudo parece no escuchar cuando se le habla directamente (por ejemplo, la mente parece en otra parte, incluso en ausencia de cualquier distracción evidente).
  • A menudo no sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares, encargos, u obligaciones en el lugar de trabajo (por ejemplo, comienza tareas, pero rápidamente pierde el foco y fácilmente se desvía del tema, no termina las tareas escolares, tareas del hogar, o las tareas en el lugar de trabajo).
  • A menudo tiene dificultades para organizar tareas y actividades (por ejemplo, tiene dificultades para manejar las tareas secuenciales y mantenimiento de los materiales y objetos en orden, es desordenado, y su trabajo desorganizado, tiene una mala gestión del tiempo, tiende a dejar de cumplir con los plazos).
  • A menudo evita, le disgusta o es renuente a dedicarse a tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (por ejemplo, hacer trabajos escolares o domésticos, preparar informes, completar formularios, o revisar documentos largos).
  • A menudo extravía objetos necesarios para tareas o actividades (por ejemplo, materiales escolares, lápices, libros, herramientas, carteras, llaves, documentos, anteojos, o teléfonos móviles).
  • A menudo se distrae fácilmente con estímulos externos (en adolescentes mayores y adultos, pueden incluir pensamientos no relacionados).
  • A menudo es descuidado en las actividades diarias (por ejemplo, la realización de tareas y recados, devolver las llamadas telefónicas, pagar las cuentas, y las citas).


Hiperactividad e impulsividad
Seis o más de los siguientes síntomas (cinco o más en los adolescentes y adultos de 17 años de edad o más) han persistido por lo menos durante 6 meses con una intensidad que es incompatible con el nivel de desarrollo de la persona y que afecta directamente a las actividades sociales y académicas o laborales* **:

  • A menudo mueve en exceso manos o pies o se retuerce en su asiento.
  • A menudo abandona su asiento en situaciones en las que uno espera que permanezca sentado (por ejemplo, deja su lugar en el salón de clase o en la oficina).
  • A menudo corre o salta en situaciones en que es inapropiado. (En adolescentes o adultos, este síntoma puede limitarse a sentirse inquieto.)
  • A menudo es incapaz de jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio.
  • A menudo es «muy activo», y actúa como si «tuviera un motor» (por ejemplo, no puede estar quieto o se siente incómodo al estar quieto por un largo período de tiempo en restaurantes o reuniones, otras personas pueden percibirlo como inquieto y difícil de seguir el ritmo).
  • A menudo habla en exceso.
  • A menudo precipita una respuesta antes que la pregunta se ha completado (por ejemplo, completa oraciones de la gente y «salta» en las conversaciones, no puedo esperar para el próximo turno en la conversación).
  • A menudo tiene dificultad para esperar su turno (por ejemplo, mientras espera en fila).
  • A menudo interrumpe o se inmiscuye en otros (por ejemplo, se entromete en conversaciones, juegos o actividades o usa cosas de los demás sin pedir o recibir el permiso, los adolescentes o los adultos pueden inmiscuirse en o hacerse cargo de lo que otros están haciendo).

Síntomas que causan deterioro
Varios síntomas de falta de atención o hiperactividad e impulsividad estaban presentes antes de los 12 años de edad.
Los criterios para el trastorno se cumplen en dos o más entornos (por ejemplo, en el hogar, la escuela o el trabajo o con amigos o familiares).
Hay pruebas claras de que los síntomas interfieren con o reducen la calidad de la actividad social, académica o laboral.
Los síntomas no aparecen exclusivamente en el transcurso de la esquizofrenia u otro trastorno psicótico y no se explican mejor por otro trastorno mental (por ejemplo, trastorno del estado de ánimo, trastorno de ansiedad, trastorno disociativo o trastorno de la personalidad).

Presentación actual***
Presentación combinada: criterios, tanto para la falta de atención y la hiperactividad y la impulsividad han estado presentes durante los últimos 6 meses.
Presentación predominantemente falta de atención: criterios para la falta de atención que se cumplan, pero no se cumplen los criterios para la hiperactividad y la impulsividad.
Presentación predominantemente hiperactivo e impulsivo: criterios para la hiperactividad y la impulsividad se cumplen y no se cumplen los criterios de falta de atención.

El comité del DSM- 5 consideró la reducción del límite de corte a cuatro síntomas para el diagnóstico en los adultos (como sugieren algunos estudios de seguimiento), pero esto no fue aceptado o incluido en la versión final.
**Una revisión anterior del DSM- 5 añade otros cuatro síntomas de impulsividad para dar este dominio más protagonismo, pero esta adición no se incluyó en la versión final.
***En las personas (especialmente los adolescentes y adultos) que actualmente tienen síntomas con alteraciones que ya no reúnen todos los criterios, «en remisión parcial» debe ser especificado.

 

 

Bibliografía:

  1. Volkow ND, Swanson JM. Clinical practice: Adult attention deficit-hyperactivity disorder. N Engl J Med. 2013 Nov 14;369(20):1935-44. [Medline]
  2. DSM-5 development. Arlington, VA: American Psychiatric Association, 2012 (http://www.dsm5.org).

Creado Nov 14, 2013.