Indicaciones para la Prueba de Infección por Helicobacter pylori

La prueba de detección de H. pylori se recomienda en pacientes con enfermedad de úlcera péptica, cáncer gástrico o linfoma de tejido linfoide asociado a mucosa gástrica (MALToma). Otras indicaciones recomendadas para las pruebas incluyen dispepsia, uso prolongado de antiinflamatorios no esteroides o aspirina, anemia por deficiencia de hierro no explicada y trombocitopenia inmune.
Las pruebas para detectar H. pylori se pueden realizar directamente en las muestras de biopsia obtenidas durante la endoscopia o mediante la prueba de antígeno de heces o la prueba de aliento con urea. Los inhibidores de la bomba de protones (IBP) interfieren con la detección de la bacteria y deben interrumpirse antes de realizar cualquier prueba.

 

Indicaciones para la Prueba de Infección por Helicobacter pylori

  • Enfermedad de úlcera péptica activa o antecedentes de enfermedad de úlcera péptica, a menos que se haya erradicado H. pylori
  • Linfoma de tejido linfoide asociado a mucosa gástrica de grado bajo (MALToma) o antecedentes de resección endoscópica de cáncer gástrico temprano
  • Dispepsia no investigada, con pruebas no invasivas en pacientes <60 años de edad, quienes no presentan síntomas de alarma (p. ej., pérdida de peso, dolor abdominal severo, disfagia, vómitos, hemorragia gastrointestinal y otros), se recomienda esofagogastroduodenoscopia en pacientes ≥60 años de edad o si están presentes síntomas de alarma.
  • Uso de aspirina a largo plazo.
  • Uso de AINE a largo plazo
  • Anemia por deficiencia de hierro después de una evaluación exhaustiva de otras causas
  • Trombocitopenia inmune en adultos
  • Finalización del tratamiento documentado para la infección por H. pylori con el fin de confirmar la erradicación; las pruebas deben realizarse ≥30 días después de la finalización del tratamiento y mientras el paciente no toma IBP.

Se han sugerido otras indicaciones para la prueba, que incluyen diversas características demográficas que se han asociado con un mayor riesgo, como antecedentes familiares de cáncer gástrico, ser inmigrante de primera generación de un área con alta prevalencia de infección por H. pylori, raza negra o grupo étnico hispánico y uso a largo plazo de un inhibidor de la bomba de protones (IBP).

La indicación con respecto a los IBP se basa en estudios observacionales que han demostrado un mayor riesgo de gastritis atrófica, un precursor del cáncer gástrico, en asociación con el uso a largo plazo de IBP. Cualquier persona que tenga indicaciones para la prueba y tenga un resultado positivo, se debe tratar. Una vez finalizado el tratamiento, la erradicación debe confirmarse, según el adagio «Prueba. Tratar. Prueba.» «AINE denota antiinflamatorio no esteroideo.

 

 

Bibliografía:

  1. Crowe SE. Helicobacter pylori Infection. N Engl J Med 2019;380:1158-1165 [Medline]
  2. Chey WD, Leontiadis GI, Howden CW, Moss SF. ACG Clinical Guideline: Treatment of Helicobacter pylori Infection. Am J Gastroenterol. 2017 Feb;112(2):212-239. [Medline]
  3. Malfertheiner P, Megraud F, O’Morain CA, Gisbert JP, Kuipers EJ, Axon AT, Bazzoli F, Gasbarrini A, Atherton J, Graham DY, Hunt R, Moayyedi P, Rokkas T, Rugge M, Selgrad M, Suerbaum S, Sugano K, El-Omar EM; European Helicobacter and Microbiota Study Group and Consensus panel. Management of Helicobacter pylori infection-the Maastricht V/Florence Consensus Report. Gut. 2017 Jan;66(1):6-30. [Medline]

 

Creado Mar 25, 2019.