Criterios Diagnósticos de la Diabetes Autoinmune Latente en Adultos (LADA)

La diabetes autoinmune latente en adultos (LADA) representa del 2 al 12% de todos los casos de diabetes. Los pacientes suelen ser diagnosticados después de los 35 años de edad y con frecuencia son diagnosticados erróneamente como diabetes mellitus (DM) tipo  II. El control glucémico se alcanza inicialmente con las sulfonilureas, pero los pacientes eventualmente se vuelven dependientes de la insulina más rápidamente que con los pacientes con DM tipo II.

Sigue leyendo

Diagnóstico de Anemia Hemolítica Autoinmune (AHA)

Dos criterios deben diagnosticar AHA: evidencia serológica de autoanticuerpos y evidencia clínica o de laboratorio de hemólisis. La evidencia serológica de autoanticuerpos es proporcionada por una prueba positiva de autocontrol y antiglobulina directa (DAT, prueba de Coombs directa) y la subsiguiente identificación de los autoanticuerpos en una disolución de glóbulos rojos y, posiblemente, de suero. La reactividad del suero con glóbulos rojos autólogos generalmente indica la presencia de autoanticuerpos, pero no excluye la presencia de los mismos.

Sigue leyendo

Criterios Diagnóstico para Síndrome Linfoproliferativa Autoinmune

El síndrome linfoproliferativo autoinmune (ALPS) se caracteriza por la desregulación del sistema inmune debido a la incapacidad de regular la homeostasis de los linfocitos mediante el proceso de apoptosis de los linfocitos (una forma de muerte celular programada). Las consecuencias de esto incluyen la enfermedad linfoproliferativa, manifestada por linfadenopatía, hepatomegalia, esplenomegalia y un mayor riesgo de linfoma, así como una enfermedad autoinmune, que generalmente involucra células sanguíneas.

Sigue leyendo

Criterios Diagnostico para Pancreatitis Autoinmune

Criterios Diagnostico para Pancreatitis Autoinmune (Japan Pancreas Society)

Sigue leyendo

Criterios Diagnósticos para Hepatitis Autoinmune

La hepatitis autoinmune (HAI) se caracteriza por histología hepática inflamatoria, autoanticuerpos circulantes que no son específicos de órganos y niveles elevados de inmunoglobulina (Ig) G en ausencia de una etiología conocida.

Sigue leyendo